APLICANDO CRITERIOS PASSIVE HOUSE A LAS REFORMAS DE VIVIENDA

Si estás pensando en renovar tu vivienda, es el momento de conocer lo que ofrece una reforma passivhaus. Se trata de aprovechar la Reforma habitual, donde se suelen realizar las instalaciones, cambiar carpinterías y redistribuir la vivienda, para adoptar algunas medidas de ahorro energético estas medidas consiste en aplicar los principios básicos del estándar Passive house que principalmente se basan en mejorar la envolvente instalar un sistema de ventilación con recuperador de calor.

La reforma o rehabilitación de pisos en Zaragoza es muy habitual, sobre todo en las zonas  donde existen edificios con más de 50 años que han quedado completamente obsoletos y sus viviendas necesitan una reforma importante para cumplir con los requerimientos estéticos, energéticos y funcionales de los nuevos propietarios.

Sin embargo, en la mayoría de ocasiones este tipo de rehabilitaciones se limita a una reforma estética, sustituyendo los revestimientos, cambiando algún tabique, puertas, techos y si hay suerte se cambian las ventanas antiguas de madera por unas nuevas de aluminio con rotura de puente térmico, y con eso el cliente se suele quedar satisfecho porque de una calificación energética F ha pasado a una D y el piso ha quedado bonito.

Siguiendo los criterios  de reformas de pisos Passive House en Zaragoza se pueden llegar a demandas de calefacción y refrigeración inferiores a 15 kWh/m², lo que supone un ahorro de un 80-90% en climatización respecto a una vivienda tradicional. Algo que hace rentable la inversión inicial en la reforma, ya que teniendo en cuenta los precios ascendentes de la energía, puede amortizarse en pocos años.

Sin embargo, el aspecto económico no es el más importante. En una vivienda Passivhaus la sensación térmica es muy confortable, la temperatura es estable sin corrientes de aire molestas, son viviendas muy bien aisladas acústicamente y la calidad del aire es muy buena gracias al recuperador de calor y sus filtros, que purifican el aire y hacen que el espacio interior sea más saludable. Algo muy interesante en los núcleos urbanos, donde el tráfico eleva los niveles de contaminación ambiental por encima de los límites recomendados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies