Architects & Environment consultants

energy-efficient-homes-my-home-idea-800x859

¿QUÉ ES UN BLOWER DOOR TEST?

El Blower Door Test es parte de una evaluación energética. Es un ensayo instrumentado que verifica la estanqueidad de una edificación o lo que es lo mismo la cantidad de aire frío que entra en tu vivienda.
Durante este test, se determinan las infiltraciones de aire. Estas pueden suponer en una casa típica hasta el 25% de pérdida energética, pudiendo llegar a suponer el 40% en casas más antiguas.

¿Qué es un Blower Door?

Es el instrumento utilizado durante el Blower Door Test.
Se compone de un ventilador, soporte de nylon o pvc rígido y un manómetro (sistema para detectar presión). Se coloca el Blower Door en la puerta principal mediante un marco ajustable, recubriéndolo a posteriori con la tela de nylon impermeable. No es necesario desmontar la puerta, solo abrirla.

¿Cuánto tiempo dura el Test?

El test dura alrededor de los 30 minutos. En cambio la valoración energética puede durar entre 2 y 3 horas.

Preparativos necesarios antes de realizar el Test:

Cerrar todas las salidas hacia el exterior: puertas, ventanas, rejillas y compuertas de ventilación. Se cierran también todas las puertas que llevan a espacios no calefactados, garajes, áticos o espacios bajo la casa. Las puertas de interior se mantienen abiertas para que pueda circular el aire por la vivienda. En casas con falsos techos suspendidos se levanta una pieza para evitar posibles daños. Calderas o quemadores serán apagados por razones de seguridad. Si es necesario también se cerraran salidas de chimeneas, eliminando restos de ceniza. Para evitar sorpresas desagradables se hará un ensayo a baja velocidad y una inspección para verificar que todo esté en orden.

¿Qué sucede durante el Test?

Al arrancar el ventilador, los sensores de presión conectados al ventilador miden el caudal por minuto para mantener la vivienda a una presión constante. Se realizará el test a diferentes presiones y se comparan los valores obtenidos con el volumen estimado de la vivienda. Una vez obtenido los datos y con el ventilador aun en funcionamiento, se realiza una inspección termográfica en cada una de las estancias de la vivienda. Una vez que las infiltraciones han sido detectadas y valoradas procederemos a realizar el informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *